jueves, 9 de febrero de 2017

Puedo

Podría pasar horas viendo el mar
abrazado a tu cuerpo, respirando
el mismo aire que tú estás endulzando
derretido en tu aroma de azahar.

Podría pasar horas sin tocar
nada y me quedaría contemplando
la luna de tu piel que va hechizando
el suspiro que me hace respirar.

Puedo tocar el cielo sin tocarte,
porque tú existes y al fin puedo verte
derramando tu luz por todas partes.

Puedo tocar el cielo con la suerte
de despertar contigo y por mirarte
la sonrisa que más me hace quererte

2 comentarios:

  1. Hola Juanjo ya estoy por aquí. Me gusta tu nueva casa virtual. El azul ya es un punto a su favor, ja ja sí un poco superficial. Y el paisaje nevado me encanta aunque prefiera el calorcito. Sobre tu poema me ha resultado muy interesante esa dualidad entre condicional y presente que has utilizado al inicio de los versos. Gracias por compartir y espero que los podrías se conviertan en presente si ese es tu deseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bonita ^_^.

      Gracias por estar y el privilegio que supone ^_^. El invierno es azul ^_^, los cielos cobran matices diferentes y... quizá deba invitarte a pasar unos días aquí abajo para que el calor que te guste menos :P Hoy llueve y parece que lo seguirá haciendo en los días venideros, este invierno sí me hace sentir cómodo, aunque la lluvia te haga extremar todas las precauciones.

      Podría hacer muchas cosas para poder tocar el cielo. Son muchos los detalles que lo hacen posible. Y no solo esa práctica que parece considerarse como lo mejor que se puede hacer con tu pareja. Me basta mirarte, me basta escucharte, me basta abrazarte o me basta poder hablar contigo. Pingües detalles pequeños que te abren las puertas del cielo sin que tenga que haber "Más que amigos" de por medio (siento haber sacado el esperpento, pero cualquier oportunidad para mostrar mi desacuerdo con lo que propone, la aprovecho ^_^) Son esas cosas que podrían o bastarían para poder tocar el cielo en el presente. Hay condiciones para hacer el presente. Y al menos para mí, esas condiciones son momentos sencillos a tu lado. Nada más.

      Y hablando del hijo del invierno... Ya veo que has reseñado una de mis flores favoritas en mi estación favorita... Ahora me paso para ver que te ha parecido. Y mi enhorabuena por ser tan maravillosa y cumplir cada reto o iniciativa en la que participas. ¡Enhorabuena, guapa! Que tengas la tarde tan bonita que te mereces ^_^.

      Eliminar