jueves, 16 de marzo de 2017

Demasiado tarde

Callaba. Pensaba que ella sabía todo lo que no le decía. Era más cómodo y la sensación de no ser pesado y repetitivo lo hacía sentir seguro. 

Pero llegó un día, el día demasiado tarde, que ella ya no estaba y jamás  podría decir todo lo que quería haber dicho.

2 comentarios:

  1. Hola Juanjo tal vez no haya una medida justa de cuanto y como debemos decir las cosas pero pienso que mejor decir lo que sientes o lo que te provoca la otra persona que callar y lamentarte después cuando ya es demasiado tarde para compartir esos sentimientos. Gracias por tu reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola princesa bonita :)

      Exacto. El momento ideal para decirlo es cuando nace y tienes la ocasión de hacerlo. Ahora, porque desgraciadamente no sabemos si mañana será posible. En esta mini historia nunca se dijo nada. Se guardaron las ganas por comodidad o por el motivo que sea. Pasó el tiempo y alguno de los dos se fue, no se sabe si para siempre o por voluntad propia, pero ya no estaba. Y todo lo que no se dijo comienza a quemar en el interior. Cuando es tarde, cuando ya solo puedes gritarlo al viento sin que nadie te oiga, o al menos, la persona que quieres que los oiga. El momento ideal para decir cuánto significa alguien para ti, lo que te hace sentir, lo bonita que está, la magia que tiene, lo feliz que te hace, lo mucho que te gusta... es ahora. Ahora se puede. Quizá dentro de una hora no. Y si dentro de una hora también es posible, se lo vuelves a decir para que no se le olvide :p

      Gracias por leer la reflexión y por dejarme tu opinión siempre brillante que da muestras del gran corazón que tienes. Gracias por todo, bonita.

      Que tengas una tarde llena de sueños cumplidos :)

      Eliminar