sábado, 15 de abril de 2017

Molino Galochas

El silencio te abraza en el Molino
y se puede escuchar a los luceros
del alba, de la noche, de "te quieros"
que brillan en arroyos cristalinos

y la hospitalidad de sus vecinos
te abraza tras dejar atrás senderos
y descansan los sueños prisioneros
en la paz que respira este destino.

Entre hechizos de piedra me estaría
mirando las estrellas y los sueños,
del cielo de León, su melodía.

El sol quiere arrancar con sus empeños
y, mirando el llegar de un nuevo día
la luna aún descansa entre sus leños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario