viernes, 28 de abril de 2017

Y de esa manera, se puede dar todo lo que se tiene.

Le encantaban las fantásticas historias que cantaban los bardos sobre mujeres que defendían a sus familias con sus propias vidas. Quería ese sueño. Un sueño en el que encontrara a su alma gemela, que nunca le pediría más de lo que él podía dar.


En busca del Highlander de Sherrilyn Kenion, 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario