martes, 20 de junio de 2017

La distancia es un café. Xuso Jones.



La distancia es un café es la novela de Jesús Segovia Pérez, más conocido como Xuso Jones que concluye la serie Coffee Love, que consta de 3 libros y este es el último de ellos.

Esta novela se sale un poco del hilo argumental que habían dibujado El amor empieza después del café y Todas las mañanas contigo,. Y lo hace recuperando personajes que han aparecido en las novelas anteriores pero sin la presencia que sí que consiguen en este libro. Además se incorpora Jaime, un personaje nuevo al que enseguida se le coge cariño.

Si las novelas anteriores habían tenido a Paulo y Olivia como el motor central de la narración, en esta se añade la hermana de Olivia, Raquel y Marisa, aquella mujer que llegó a Not Santas en busca de trabajo y se convirtió en el elixir que solucionó las dificultades que se presentaron y nos demostró que a veces, la ilusión y las ganas que se ponen en un proyecto son más importantes que la formación más estricta y selecta del mundo.

En esta novela, el autor nos enseña cómo las preocupaciones pueden cambiar tanto a una persona hasta hacerlas irreconocibles. Y en este libro, a Olivia, un personaje del que te enamoras nada más entra en acción, y aunque en el segundo libro tuvo algún que otro comportamiento impropio de ella, en este nos encontramos a un personaje que lo que dice, no tiene ni pies ni cabeza. Contando la preocupación con la que vive a raíz de un accidente, el autor nos invita a ser más empáticos con el entorno, y a no tomarnos tan a pecho las palabras que nos pueden decir, ya que estas palabras pueden nacer de un estado de ánimo muy bajo y echar por tierra una lucha que, de realizarse bien, llevará a la victoria más dulce que existe. También nos enseña la importancia del movimiento y de como a veces, si una parte no se mueve, es necesario que la otra lo haga por los dos. Así es posible hacerla despertar y que el motor siga funcionando. Y las historias de Raquel y Marisa le da una variedad que eché en falta en las entregas anteriores. Haciendo de la obra algo más emotivo y esperanzador si cabe.

Al llegar al punto y final, es cierto que no sientes esa tristeza que te dejan los finales de las historias inolvidables, pero también es cierto que estos personajes, Paulo, Olivia, Paloma, Rafael, Marisa, José Luis, Simón, Jaime, Raquel y Constanza son capaces de quedarse contigo mucho tiempo y son capaces de, con su ejemplo de paciencia y dulzura, enseñarte que nunca es tarde en la vida y que la pasión en lo que se hace, es el motor principal de toda obra.

Los amores adolescentes dejan cicatrices, sí, pero algunos, además de marcas en el corazón, deja señalado el camino a casa.

Y de repente comprendí que una de las cosas que estuve buscando en mis viajes era a ti, a una mujer que me volviera loco, que me hiciera pensar que soy invencible, que volviera mi mundo del revés y lo convirtiera en un lugar más bonito y mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario